La procesionaria es una de las plagas más importante en pinar.

En localidades cálidas (nuestro territorio), se visualiza a finales de verano principios de otoño unos bolsones blancos en la copas de los pinos. Durante los meses de septiembre y octubre las larvas (orugas) salen del bolsón alimentándose de las acículas del pino con gran voracidad provocando la defoliación de éste e incluso la seca.

En los meses de febrero y marzo comienzan la bajada realizando “procesiones” buscando un lugar para crisalidar (por ello se le conoce como procesionaria). En este momento es cuando puede llegar a ocasionar reacciones alérgicas más o menos graves al hombre y animales domésticos que se encuentren cerca o en contacto con ellas, interponiéndose en el uso recreativo del entorno. Esto se produce debido a que la larva posee pelos urticantes.

El método de control más eficiente es ynject mini ya que el fitosanitario penetra directamente en el sistema vascular del pino distribuyendo el producto por todas sus zonas, por lo que las larvas mueren al alimentarse de las acículas por ingestión.

El momento idóneo en el que aplicar Ynject Mini es entre octubre y enero. Es un dispositivo sumamente sencillo de aplicar, ya que se coloca en diez minutos, y pasadas tres horas se retira fácilmente, dejando al pino protegido durante todo el año.

Ynject Mini posee una solución nutritiva pero no contiene el insecticida, por lo que para su correcto funcionamiento hay que inyectarle el insecticida adecuado. Se recomienda abamectina con una dosis de 3.5 mg/ynject.