Se ha empezado a observar en nuestra zona los primeros ataques de Prays Citri, concretamente en la variedad Orogrande.

Esta oruga ataca principalmente a limones y clementinos (Clemenules y Orograndes), ya que poseen una floración más escalonada que el resto de variedades.

Los principales daños que produce esta plaga ocurren en la floración y cuaje de frutos.

Para identificarla debemos buscar flores dañadas y unidas con hilo de seda, además de unos pequeños nidos con pétalos secos y abundantes excrementos.

El momento idóneo para realizar el tratamiento es cuando se encuentren más del 50 % de las flores abiertas . En condiciones normales con un solo tratamiento se elimina la plaga.

El tratamiento más recomendado para el control de esta plaga es mediante la aplicación de Clorpirifos al 48%. Esta materia activa actúa por ingestión, inhalación y contacto, con gran efecto de choque.

En caso de realizar el tratamiento aprovechar la ocasión para aplicar Aminoácidos, Corrector Zn / Mn y Ácido Gibe-rélico para potenciar el cuaje de frutos.

Dosis: Piritec 200 cc/hl + Giberluq: 40 cc / hl + Agroleaf Zn/ Mn: 300 cc / hl + Bombardier 250 cc / hl